top of page

Cuidado de la piel

En este ciclo de publicaciones queremos tocar un tema muy importante para el cuidado de nuestra piel. Actualmente existe una gran variedad de mascarillas de diferentes texturas, hechas de muchos frutos o materiales. Pero... ¿¿¿Cuál es la que deberíamos usar y como seleccionar la adecuada entre toda esta gama de productos???


Comencemos por aprender algunos Conceptos Básicos:

¿Qué es una Mascarilla?

Producto cosmético de textura normalmente cremosa o pastosa, que se aplica de manera ocasional sobre el rostro con el objetivo de mejorar el estado de salud de la piel.


¿Qué mascarilla le sirve a mi tipo de piel?

Pieles secas: en las pieles secas se observa una falta de hidratación muy acusada. En este caso se debe recurrir a mascarillas hidratantes y nutritivas, que ayudarán a que el aspecto de la piel sea suave y terso.


Pieles grasas: el exceso de grasa genera diferentes problemas en la piel, como es la aparición de brillos o puntos negros. Las mascarillas purificadoras ayudan a regular este exceso de grasa, limpiando la piel y eliminando los puntos negros.


Pieles sensibles: las pieles sensibles suelen quedar enrojecidas con mucha facilidad, y también generar escozores y otras molestias. Para estas pieles se deberán emplear mascarillas que cuenten con productos adecuados no agresivos.

 

Beneficios de las mascarillas



Hidratación: la hidratación de la piel es algo fundamental para que cuente con un estado de firmeza y tensión adecuado. La mayoría de mascarillas faciales también cuentan con esta propiedad, otorgando a la piel un estado de hidratación adecuado una vez han sido retiradas del rostro.


Limpieza: se trata de uno de los principales efectos por los cuales se emplea este tipo de cosmético. La limpieza de la piel del rostro resulta fundamental para que esta tenga un estado de salud adecuado, además de servir para eliminar los tan temidos puntos negros.


Calmante: en muchas ocasiones, los agentes externos como son el sol, el frío, calor, viento o agua afectan al estado de salud de la piel de nuestro rostro. A esto, se debe añadir el hecho de que algunos cosméticos no resultan nada cuidadosos con la piel, especialmente si los empleamos durante más horas de las necesarias. En este sentido, las mascarillas faciales pueden ofrecer un efecto calmante y reparador de la piel en aquellos momentos en los que se encuentre irritada o haya sufrido cualquier tipo de problema.


Luminosidad: el efecto purificador y nutritivo de las mascarillas faciales, y el aporte de oxígeno permite que la piel del rostro ofrezca un aspecto mucho más radiante y luminoso.

Mejoran la acción del resto de cosméticos: cuando una piel no cuenta con las condiciones adecuadas, cualquier producto cosmético que se aplique sobre ella no va a resultar todo lo efectivo que podría ser.


En las siguientes entradas de este blog seguiremos tocando el tema de las mascarillas y muchos temas mas... gracias por seguirnos y esperanos para mas consejos en Janilu Novedades.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page